All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

EL LADO POSITIVO DEL ABURRIMIENTO

Home > Sin categoría  > EL LADO POSITIVO DEL ABURRIMIENTO

El aburrimiento no goza de buena fama… Parece que aburrirse es lo último que uno ha de vivir, y más en la sociedad actual en la que todo son estímulos.

El aburrimiento es una emoción que surge como resultado de no tener nada que hacer que nos atraiga en un momento concreto. Muchas veces se atribuye a la falta de un entorno estimulante, pero, sin embargo, la actitud con la que se afronta y percibe ese entorno tiene un papel relevante.

Psicólogos y pedagogos afirman que el aburrimiento es necesario y se puede obtener algo positivo de esa emoción que, a priori, nos resulta desagradable, ya que tiene una función evolutiva que está relacionada con la necesidad de explorar y actuar en el mundo. 

En el caso de los niños y jóvenes, es necesario que aprendan a gestionarlo porque, en muchos casos, no saben crear su propia estimulación; dependen de manera excesiva de fuentes externas (televisión, tablet, videojuegos, etc.), que, si fallan o no están presentes, los deja sin recursos.

En este sentido, resulta esencial que experimenten momentos de aburrimiento porque es la oportunidad para que potencien su imaginación, su creatividad y también, su flexibilidad y control del tiempo, además de desarrollar cualidades como la curiosidad y la confianza.

En todas las edades, sentir aburrimiento supone una oportunidad para conocernos mejor. Dependiendo de cómo nos lo tomemos puede ser un espacio para reflexionar, para hacer balance de lo que estamos haciendo o viviendo, e incluso nos puede ayudar a tomar mejores decisiones.

No obstante, el aburrimiento tiene este lado constructivo cuando sucede de manera esporádica. Si se convierte en algo crónico y la persona no encuentra nada que le interese para llenar su tiempo, siendo incapaz de hallar la motivación que le mueva a implicarse en alguna actividad, estaríamos hablando de una situación diferente, que puede desencadenar aspectos negativos como ansiedad, depresión o comportamientos patológicos, y requerirá ayuda profesional.

En esta época del año en la que se presupone que las agendas rebosan de estimulantes actividades, el aburrimiento esporádico también estará presente en la vida de algunas personas y si se le presta atención, puede ser el indicador de la necesidad de hacer cambios, así como una oportunidad para aprender algo nuevo, experimentar e incluso desarrollar la creatividad.